Ever Given o la parábola de la ambición, y algo más

A veces las cosas parecen muy aburridas. Sí, el barco encallado en el canal de Suez, por su inmensidad, por su inmensa carga, podría simbolizar eso, la imagen de la ambición en este mundo que vivimos. ¿Y qué importa que simbolice eso? No solo la de la ambición, sino la de la rapidez. La ambición no requiere demoras. Cuanto más se pueda llevar de un lado a otro del mundo, mucho mejor para todos, antes se compra y se vende lo que es menester, y antes se gana lo necesario para vivir, sobrevivir o prosperar, o incluso para algo más.

La mar está llena de estos barcos. Si no funcionan, el mundo no funciona. Hemos vivido un amago de colapso por un barco encallado en un canal del mundo. El lugar y objeto del suceso, comparado con el tamaño del mundo, es minúsculo, pero determinante. Determinante para el correr de la vida humana tal y como la llevamos. ¿Tiene esto algo que ver con el llamado cambio climático? Tiene que ver con que bastante tenemos con la pandemia como para que ahora venga un barco a poner más obstáculos al desarrollo. Lo demás puede esperar.

Pero los cientos de barcos tamaños, y otros tantos transportes semejantes que circulan por los océanos y la faz de la tierra a tope de mercancías, son un movimiento de energía que parece necesaria para el vivir de las gentes populosas, a veces poco compadecido con la contención del dispendio para limitar la huella humana sobre la naturaleza. Viajamos allá donde parecemos encontrar lo nuevo y distinto, o lo disfrutable, y los objetos y productos se mueven igualmente de acá para allá a nuestra búsqueda.

El calentamiento global, la huella humana sobre la naturaleza, es de un tamaño que el atasco del Ever Given también ha simbolizado. Quizá no menores serán las consecuencias del calentamiento global y los empeños no tanto por evitarlo como por adaptarnos al fin. Uno de tantos trabajos de Hércules del mundo mítico y heroico, a ratos brillante y a ratos oscuro, en el que llevamos tiempo enredados.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s